La Jefatura del Sector Educativo No. 12 esta ubicada en la Cd. de Gómez Palacio, Dgo. México.
Nuestra misión es constituirnos como un Sector a la vanguardia, dedicado a ofrecer educación de calidad con equidad a la población escolar para contribuir a la formación de niñas y niños capaces de generar conocimientos, habilidades, actitudes y valores que impulsen su desarrollo armónico y estén aptos para resolver la problemática de su vida cotidiana.
Para lograrlo nos apoyamos en los programas que han sido diseñados para eficientizar el servicio educativo encaminados a desarrollar una formación integral de los educandos.

¡¡¡Bienvenidos!!!

Este espacio ha sido creado con la finalidad de mantener una comunicación efectiva e informar de las actividades que se llevan a cabo por todos los integrantes de este Sector Educativo: Supervisores Escolares, Asesores Técnico Pedagógico, Maestros frente a Grupo y Padres de Familia.
Agradeceremos sus comentarios, opiniones y sugerencias.




PROMOCIÓN A LA LECTURA

.

Premios ABC: para los mejores maestros de México. ¡Inscríbete!

lunes, 2 de noviembre de 2009

Día de muertos, tradicional fiesta Mexicana

ELABORACIÓN DEL TRADICIONAL "ALTAR DE MUERTOS"

Para los mexicanos, el Día de Muertos representa algo más que la veneración de nuestros difuntos, a diferencia de otros latinoamericanos, este día es para celebrar, burlarse, jugar y convivir con la muerte.
Esta convivencia ha dado lugar a diferentes manifestaciones del arte popular mexicano como son las calaveras de dulce, el pan de muerto, dibujos que se burlan de la muerte, versos en los que se ridiculiza a cualquier personaje vivo y las ofrendas que se preparan con respeto por los familiares para recordar a los que se han ido.

Alimentos, flores y objetos personales del difunto son parte esencial del altar y según la creencia, los seres queridos regresan este día para gozar lo que disfrutaban en vida.
Haciendo un repaso de la historia, en las culturas mesoamericanas los nativos consideraban a la muerte como el paso a seguir hacia una nueva vida y fue con la llegada de los españoles, quienes llevaron consigo nuevas creencias, cuando se pasó a tener otro concepto de la vida y la muerte.
En la cotidianeidad del mexicano la muerte aparece salpicada de picardía, y en este día en particular, todos los cementerios del país se llenan de gente que esta ansiosa por compartir esta sagrada fecha con sus difuntos.

Familiares y amigos llegan a la tumba de su ser querido con flores y escoba, ya que pudo haber pasado algún tiempo desde la última visita, y algunos llevan comida para disfrutar en compañía de sus difuntos. A los más alegres los acompañan músicos para alegrar el momento que pasan en el cementerio y muchas veces los familiares deciden continuar la fiesta en casa. De hecho, de México salió el refrán : "El muerto al cajón y el vivo al fiestón".
Pese a la influencia de otras costumbres extranjeras, esta celebración se ha conservado como parte de las tradiciones culturales de los mexicanos y sus diferentes costumbres se han transmitido de generación en generación.



.La Celebración: En México, la muerte aparece salpicada de picardía y El Día de Muertos es la fecha oficial para celebrar y recordar a los que se han ido. De hecho, de México salió el refrán: "El muerto al cajón y el vivo al fiestón".


El Altar de Muertos: El altar es el sitio sagrado donde los vivos honran a los muertos. A este lugar se lleva flores, adornos y ofrendas porque la idea es tratar de olvidar, por un solo día, el abismo misterioso que separa la vida de la muerte.



El Papel Picado: Esta es una manifestación artesanal en la mayoría de las tradiciones y festividades de México. Para las fiestas del Día de Muertos se utiliza como un elemento fundamental en la decoración.



Rimas Populares: Conocidas como "Calaveras" en todo México, las rimas populares buscan, a través de frases cortas, llamar a la burla a esos vivos que desesperan. Esta es una tradición muy antigua mexicana propia del Día de Muertos.



Platos Tradicionales: Las Calaveras de Azúcar y El Pan de Muerto son dos manjares que hay que probar.